miércoles, septiembre 20, 2017
Home > COMUNICADOS > Legislar por la salud y la vida de las mujeres, las niñas las adolescentes
COMUNICADOS

Legislar por la salud y la vida de las mujeres, las niñas las adolescentes

El lunes 27 de febrero, se realizó una sesión de Consulta por parte de la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales de la Asamblea Legislativa, sobre las propuestas de Reforma al Artículo 133 del Código Penal relativo al aborto, que fueron presentadas por el Diputado Velázquez Parker, pidiendo el incremento de penas para la mujer y el personal que realizara una interrupción del embarazo y la presentada por la Diputada Lorena Peña para despenalizar el aborto ante cuatro situaciones específicas en las que esté en riesgo la salud o la vida de la mujer gestante, haya una malformación congénita incompatible con la vida extrauterina, el embarazo sea producto de violación o trata y en los casos de niñas o adolescentes que afrontan una maternidad impuesta producto de violación o abuso.

Consideramos que este ejercicio de escuchar las opiniones de la ciudadanía por parte de las diputadas y diputados de la Comisión de legislación, es una oportunidad para fortalecer el proceso democrático de conformación de ley y un reconocimiento a las demandas continuadas por parte de la ciudadanía para reformar esta legislación

Un total de 17 organizaciones, instituciones, iglesias y personas expresamos opinión sobre estas propuestas de reforma. Se pudieron escuchar las voces de la juventud, de organizaciones defensoras de derechos de las mujeres, defensoras de derechos humanos, iglesias de diversas denominaciones, instancias de bioética, etc.

Mayoritariamente se expresaron opiniones haciendo un llamado a los legisladores a que aprobaran la propuesta de reforma de ley para una despenalización por causales que permita resolver el actual vacío legal generado por la presente legislación, al no establecer formas de resolver las posibles  situaciones de colisión de derechos entre la mujer gestante y la vida en formación que se desarrolla en su cuerpo. La Constitución reconoce los derechos de ambos y es necesario aplicar criterios de ponderación y proporcionalidad para resolverlo.

Los análisis de diversos juristas y expertos constitucionalistas han mostrado como la propia Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia aclara en su reciente Resolución 22-2011 que el derecho a la vida de la persona que está por nacer “no es un derecho que en todos los supuestos deba prevalecer sobre los otros, sino que es necesario hacer una ponderación para cada caso” y “tampoco reclama un deber de protección absoluto e incondicional de la vida en gestación”.

La propuesta de despenalización por causales garantizaría la seguridad jurídica necesaria para  la mujer gestante y el personal de salud que la atiende antes las situaciones de alto riesgo descritas en la propuesta de reforma.

Se han escuchado las voces de jóvenes que enfrentan las situaciones de embarazos en niñas y adolescentes, en muchos casos por violación o incesto. Problema que se manifiesta de forma mas grave entre la población que vive en situación de pobreza. Se han aportado evidencias médicas por parte del Foro nacional de Salud y criterios bioéticos por la Comisión nacional de Bioética. Diversas organizaciones defensoras de derechos humanos han aportado razones para la despenalización.

Han sido importantes los testimonios de mujeres que por problemas de salud han debido tomar la decisión de abortar como una alternativa para salvar su vida y poder desarrollar después una maternidad deseada.

También se ha tenido las voces que dese la teología han mostrado como hay un enfoque cristiano que no juzga y condena sino que comprende y acompaña.

Reconocemos el derecho ciudadano de otras instituciones a expresar opiniones contrarias a la despenalización del aborto pero tal como dice la Sala de lo Constitucional, en la Resolución ya citada, la libertad o autonomía moral de las personas, se manifiesta en la posibilidad de  elegir por sí mismas las
acciones adecuadas para su propia realización, por ello ni el Estado ni el Derecho pueden imponer ninguna visión particular del bien, de la espiritualidad o de la moral religiosa, cuya influencia depende solo de la
persuasión. Como lo ha dicho la Sala: “si las instituciones han de tratar a todos los ciudadanos como iguales y resulta que estos ejercitan libremente diferentes credos o ideologías, entonces es un deber de las instituciones del Estado mostrarse neutrales frente a tales credos o ideologías” 

 

Exhortamos a legisladores y legisladoras, que se aborde esta reforma de ley como un problema de salud pública y de derechos fundamentales de mujeres, niñas y adolescentes.

 

LEGISLADORES Y LEGISLADORAS CON SU VOTO PUEDEN CONTRIBUIR A GARANTIZAR LA SALUD Y LA VIDA DE LAS NIÑAS, MUJERES Y ADOLESCENTES. APRUEBEN LA PROPUESTA DE DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO POR CAUSALES.

 

San Salvador 28 de febrero de 2017