El Salvador recibe la visita de cinco parlamentarios/as del Intergrupo sobre Población, Desarrollo y Salud Reproductiva de la comunidad autónoma del País Vasco. El objetivo es conocer sobre la situación de la salud y los derechos sexuales y reproductivos, y apoyar a las organizaciones salvadoreñas en la construcción de consensos que contribuyan en el avance de la agenda de población y desarrollo. La delegación estará en el país del 23 al 28 de enero y es apoyada por la Oficina Técnica de Cooperación (OTC) de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) en El Salvador.

La Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto y la Colectiva Feminista para el Desarrollo Local conocieron la experiencia de estos instrumentos multipartidarios en los parlamentos de España, la comunidad autónoma del País Vasco y el Parlamento Europeo.

Los Intergrupos de Población y Desarrollo, surgen luego de la conferencia del Cairo en 1994, donde se reconoció los Derechos Sexuales y Reproductivos como Derechos Humanos y necesarios para avanzar en la erradicación de las desigualdades sociales, colocando en el centro del desarrollo a los sectores de la población más vulnerables.

Algunas organizaciones que formamos parte de la Articulación Salvadoreña por el Consenso de Montevideo, desarrollamos durante el 2019 una serie de reuniones individuales con legisladores/as de El Salvador, de diferentes partidos políticos, para exponer la necesidad de conformar un grupo multipartidario, donde se tenga como referencia para la construcción de legislación, la guía operativa del Consenso de Montevideo y el plan de acción de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (El Cairo, 1994), En este sentido, y luego de conocer de primera mano la situación en El Salvador, el Intergrupo Parlamentario de la comunidad autónoma País Vasco podría establecer vías de colaboración mutua que contribuyan a la conformación de este modelo interpartidario

La experiencia del Intergrupo sobre Población, Desarrollo y Salud Reproductiva de la comunidad autónoma del País Vasco brinda la oportunidad de confirmar que es posible impulsar políticas en esta materia,  más allá de las diferencias ideológicas.