> NOTICIAS > Sara García Gross recibe “Premio Simone de Beauvoir” por su lucha por el derecho al aborto
NOTICIAS

Sara García Gross recibe “Premio Simone de Beauvoir” por su lucha por el derecho al aborto

El “Premio Simone de Beauvoir por la Libertad de las Mujeres” es otorgado por primera vez a una defensora de los derechos de las mujeres de América y El Caribe. Sara García Gross, de la Agrupación por la despenalización del aborto, lo recibió este 9 de enero del 2019 en París, Francia.

San Salvador, 9 de enero del 2019. Sara García Gross recibió hoy el “Premio Simone de Beauvoir” en París, Francia. Este fue entregado por Sylvie Bon de Beauvoir, presidenta honoraria, y Sihem Habchi, presidenta del jurado, ambas del Prix Simone de Beauvoir, fundado en el 2008, durante el simposio internacional celebrado en París para el centenario del natalicio de esta pionera feminista.

El premio es un reconocimiento a una década de trabajo que García Gross realiza desde la Agrupación por la despenalización del aborto. Ella es una activista feminista y defensora de derechos humanos que busca la despenalización del aborto en cuatro causales relacionadas con la salud y vida de las mujeres y con violencia sexual. También en la estrategia legal para que más de una treintena mujeres penalizadas luego de experimentar partos extrahospitalarios y emergencias obstétricas recuperen su libertad, casos que son conocidos como Las 17 y más.

“Otorgar el premio Simone de Beauvoir por la libertad de la mujer a Sara García Gross es reconocer que su acción está en la línea de Simone de Beauvoir. También se trata de apoyar, desde Francia y Europa, su trabajo a favor de los derechos de las mujeres, y atraer a la atención internacional sobre la situación de las mujeres encarceladas o amenazadas de prisión al negar a las mujeres el derecho de ser dueñas de su cuerpo”. Esto de acuerdo con el comunicado de prensa del Prix Simone de Beauvoir.

García es licenciada en Psicología por la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” tiene una especialización en género por la Universidad Nacional Autónoma de México. Integrante de  la Agrupación,  recientemente ganó una beca para estudiar la Maestría en Derechos Humanos y Democratización en América Latina y el Caribe, ofrecida por el Centro Internacional de Estudios Políticos de la Universidad Nacional de San Martín en Buenos Aires, Argentina.

La labor en la lucha feminista y por los derechos sexuales y reproductivos de las niñas, adolescentes, jóvenes y mujeres en El Salvador de Sara García ha sido reconocida también por embajadas de otros países en El Salvador. En 2018, la embajada de Canadá en El Salvador reconoció su trabajo, luego de que fuera nominada al premio “Líder de derechos humanos: rostros por la igualdad”, en el marco del día internacional de las mujeres. Asimismo, ganadora del Programme d’ Invitation des Personnalités d’ avenir 2018, de la embajada de Francia en El Salvador.

Para García, el premio Simone de Beauvoir es de gran importancia y coincide con los 10 años de fundación de la Agrupación, la que en 2009 logró que Karina recuperara su libertad, después de ser condenada por un delito que no cometió. “Hace 10 años que un grupo de ciudadanas y ciudadanos, activistas feministas, abogados y abogadas, psicólogas y diferentes personas del movimiento social decidimos crear un espacio para luchar contra una ley que es injusta; una ley que persigue, una ley que tortura, por eso me parece que es fundamental este reconocimiento por que permite poner en evidencia que nuestro país sigue violando derechos humanos”. Este premio también permite poner en evidencia lo que implica defender derechos en una región tan violenta como la centroamericana y visibilizar que la lucha por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres es internacional y que crece, apuntaló.

Desde 2009, la Agrupación ha logrado que 28 mujeres, acusadas de haberse practicado aborto, recobraran su libertad. Sin embargo, 25 mujeres aún están presas, explicó García, quien recordó que el año pasado le conmutaron la pena a Teodora Vásquez, luego de que la Sala de lo Constitucional reconociera que ella no cometió un delito.

En su comunicado, el Prix de Simone de Beauvoir, explica que García Gross es merecedora del premio porque “interviene en el ámbito de las leyes represivas en el marco de los juicios de mujeres procesadas por aborto. Ha participado en las movilizaciones sociales y desde el feminismo internacionalista ha dado a conocer las injusticias en diversas regiones de Latinoamérica. No trata solo de defender a mujeres criminalizadas injustamente, sino también de generar cambios en los imaginarios sociales”.

Este premio fue creado en 2008 con el propósito de “contribuir a movilizar la solidaridad internacional, reafirmar los derechos de las mujeres a nivel mundial, garantizar la protección de las personas que luchan hoy día, a riesgo de su vida, y defender los ideales de igualdad y de paz “. Y es otorgado a una persona o asociación, a un trabajo o acción que, en cualquier parte del mundo defiende y hace avanzar en la libertad de la mujer.

La Agrupación aplaude y felicita a Sara García, quien es un pilar fuerte en la lucha para alcanzar la igualdad y equidad de las mujeres.

Ganadoras de este premio

2008: Taslima Nasrin, bengalí y Ayaan Hirsi Ali, holandesa.
2009: Campaña “Un millón de firmas para la abrogación de las leyes discriminatorias hacia las mujeres en Irán” .
2010: Ai Xiaoming, profesora del Departamento de Lengua y Literatura China de la Universidad Sun Yat-sen, y Guo Jianmei, abogada de la ONG china Women’s Law Studies and Legal Aid Center de la Universidad de Pekín.
2011: Liudmila Ulítskaya, novelista rusa.
2012: Asociación Democrática Tunecina de Mujeres.
2013: Malala Yousafzai, paquistaní.
2014: Michelle Perrot, pionera en Francia de los estudios de mujeres y de género.
2015: National Museum of Women in the Arts de Washington, el único museo del mundo enteramente dedicado a la creatividad artística de las mujeres.
2016: Guisi Nicoli, alcaldesa de Lampedusa, por su implicación en la acogida de personas inmigrantes en la isla y su esfuerzo para lograr la aceptación por parte de la población.
2017: Bárbara Nowacka, de la asociación polaca “Sauvons les femmes”.
2018: Asli Erdogan, escritora y activista por los derechos humanos turca.

Para mayor información
Casa de Todas / 503-2226 0356