> COMUNICADOS > Elsi recupera libertad. Juzgado de Primera Instancia de Sonsonate reconoce su inocencia
COMUNICADOSEN MEDIOSNOTICIAS

Elsi recupera libertad. Juzgado de Primera Instancia de Sonsonate reconoce su inocencia

San Salvador, 21 de junio de 2018. Elsi Rosales recobró su libertad esta mañana. El Juzgado de Primera Instancia de Sonsonate decretó sobreseimiento definitivo porque no existe evidencia científica de que cometió homicidio agravado. Tanto la defensa como la fiscalía solicitaron ante el juzgado esta resolución porque las pruebas forenses confirman su inocencia.

Ana Martínez, defensora, destacó que, este día, Elsi Marlene Rosales García recobró su libertad después de diez meses de estar en prisión injustamente. “Ha sido un camino tortuoso para ella y su familia pues dejó a su hijo de tres años al cuidado de su familia, luego de que el médico de turno del hospital nacional San Rafael de Santa Tecla, en una conducta antiética, reportara su emergencia obstétrica el 5 de agosto de 2017”. El médico violó el secreto profesional al llamar a la Policía Nacional Civil, quienes también violentaron el principio de presunción de inocencia de la joven madre.

Durante la audiencia de instrucción, la misma fiscalía reconoció que no existen pruebas para probar la existencia del delito. Por ello, “pide juntamente con la defensa técnica el sobreseimiento definitivo de Elsi”. Pese a esto, el juez se oponía a dar esta resolución por prejuicios sociales y estigmatización de las mujeres. Esta no es la primera vez que los jueces o juezas se niegan a otorgar la libertad a una mujer inocente, dado que sus resoluciones se basan en prejuicios sociales, económicos y culturales. Como ejemplo, están los casos de Teodora Vázquez y Cristina Quintanilla, quienes fueron condenadas a penas excesivas: 30 años de prisión, cuando eran inocentes. Ambas fueron condenadas por el mismo Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador; y, recibieron la conmutación de sus respectivas penas por razones legales, de justicia y equidad. Y porque no existía evidencia científica que probara el cometimiento de un delito.

 

Pruebas forenses confirman la inocencia de Elsi Rosales

El 4 de agosto de 2017, Elsi sintió fuertes dolores en el vientre, por lo que fue a la letrina. Después se desmayó. Cuando recuperó el conocimiento estaba en una cama de su casa y estuvo sangrando toda la noche. Su familia no logró llevarla al hospital porque llovía; sin embargo, llamaron al 911 en reiteradas ocasiones. La llamada se cortaba por la fuerte tormenta que caía esa noche. Así, al día siguiente, su familia la llevó al Hospital Nacional de San Rafael, en Santa Tecla, donde recibió atención médica. Allí, el doctor de turno alertó a la Policía Nacional Civil sobre el ingreso de una joven con hemorragia vaginal.

Elsi tenía 26 años de edad, vivía con sus padres en la zona rural del departamento de La Libertad; y se dedicaba a las labores agrícolas para la manutención de su primer hijo, quien ahora tiene tres años de edad y está bajo los cuidados de los abuelos maternos. Elsi desconocía las labores de parto porque a su primer hijo lo tuvo por cesárea.

La inocencia de Elsi ha sido comprobada con el reconocimiento médico forense y las conclusiones de la autopsia: ambos coinciden en que no se puede establecer la causa de la muerte. Tampoco si la recién nacida respiro al nacer.

La defensa planteó que en este caso existe la duda razonable, contenida en el art. 7 del Código Procesal Penal, donde consta la DUDA, “en caso de duda el juez considera lo más favorable al imputado”. Es decir, el Fomus Bonus Iuris, porque con las pruebas recolectadas no se puede probar la participación de Elsi en el delito.

La Agrupación ciudadana por la despenalización del aborto espera que en este caso sea ejemplarizante para que se aplique la ley de acuerdo con la evidencia científica, que ha permitido demostrar la inocencia de Elsi. Y en su momento, aunque tarde, la de Teodora y Cristina. Asimismo, que no se siga criminalizando a mujeres de escasos recursos por experimentar partos extrahospitalarios. Esto podría evitarse si se respetara la presunción de inocencia y se reformará el art. 133 del Código Penal que penaliza el aborto. Asimismo, que tal y como lo recomendó el  Comité para la eliminación de la discriminación contra la mujer de Naciones Unidas (CEDAW) en sus “Observaciones a El Salvador” se introduzca una moratoria en la aplicación de la ley vigente y revise la detención de mujeres por delitos relacionados con el aborto con el fin de garantizar su liberación.

Celebramos la resolución de sobreseimiento definitivo de Elsi Rosales y seguiremos luchando para probar la inocencia de las otras mujeres condenadas injustamente.

 

Para mayor información y/o entrevistas, el contacto es:

Jorge Menjívar /  jorgem.agrupacionciudadana@gmail.com

503-76570800